El Centro Republicano Español de Mendoza

El Centro Republicano Español de Mendoza

El Centro Republicano Español de Mendoza, en Argentina, aparece en diferentes momentos de “El Hijo del doctor”. Fue uno de los centros creados en varias poblaciones de Argentina y otros países latinoamericanos por los republicanos españoles exiliados después de la Guerra Civil Española. Estos centros funcionaban como sociedades de previsión y ayuda mutua, así como espacios de recreo y de reunión para sus socios, al tiempo que desarrollaban actividades culturales.

La sociedad argentina frente al alzamiento franquista

La Guerra Civil española impactó fuertemente en la sociedad y la política de Argentina, convirtiéndose en un tema de actualidad y siendo foco de las noticias de los medios más importantes del país durante su transcurso. La opinión pública quedó totalmente dividida debido a las serias diferencias entre sus corrientes liberales, simpatizantes con la causa republicana, y algunos núcleos conservadores inclinados hacia el franquismo.

El gobierno argentino no se llegó a posicionar públicamente ni defendió una causa de forma oficial. Las autoridades se alinearon en la no intervención y mantuvieron una posición neutral, pero las relaciones se trataron de forma ambigua.

El derecho de asilo

El gobierno argentino aplicó un derecho de asilo al que podían acogerse los perseguidos por los dos bandos de la guerra civil española. Aunque contó con diversas dificultades, este derecho se aplicó desde el inicio de la guerra civil. Se realizaron atentados contra la embajada argentina en Madrid y se recibieron amenazas para que se entregaran algunos asilados a las autoridades españolas, pero estas peticiones fueron rechazadas.

La derrota del bando republicano en abril de 1939 provocó la huida masiva de ciudadanos. Aunque la mayoría se dirigieron hacia Francia, también una gran parte de ellos se decantó por Latinoamérica y, entre ellos, cerca de unos 10.000 escogieron Argentina entre los años 40 y 60. La mayoría lo hicieron porque contaban con algún contacto previo, familiares o amistades. Aunque el Gobierno no puso todas las facilidades, las redes de apoyo social funcionaron. Entre los exiliados más famosos se encontraba Rafael Alberti, que estuvo en Argentina hasta el año 1964.

Como veréis en las páginas de “El Hijo del doctor”, el Centro Republicano Español jugó un papel muy importante que merecía la pena reflejar en la novela.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados