13. 800px-Teatre_del_Liceu_a_Barcelona,_ca.1880

El Gran Teatro del Liceo de Barcelona

En la Rambla de Barcelona se erige el teatro más prestigioso de Barcelona, y uno de los teatros de ópera más importantes del mundo: se trata del Gran Teatro del Liceo, y hasta allí nos llevaran los pasos de la familia Muñiz en El Hijo del doctor.

La historia del Gran Teatro del Liceo

El Gran Teatro del Liceoestá situado en la Rambla de Barcelona, uno de los paseos más emblemáticos de la ciudad condal. Durante siglos se han representado las funciones más importantes.

La historia del Liceo comienza con la fundación de la Sociedad Dramática de Aficionados en 1837, una Milicia Nacional que decidió fundar un teatro pensado para celebrar conciertos, funciones dramáticas y bailes. Este teatro se ubicó en el antiguo convento de Montsió. Un año después, la necesidad de crear un conservatorio de música en Barcelona dio paso al Liceo Filarmónico Dramático Barcelonés de S.M. la Reina Isabel II, que abandonó el convento de Montsió para pasar al solar del Convento de los Trinitarios, en el centro de la Rambla.

Durante aquella época, en el resto de Europa la monarquía asumía los gastos de los teatros de ópera. En Barcelona, debido a la gran afición que la ópera suscitaba entre la población, fueron accionistas particulares, miembros de la burguesía dirigidos por Joaquim de Gispert i d’Anglí, quienes encabezaron la construcción del edificio y se hicieron cargo del mantenimiento. Este hecho condicionó la estructura del teatro, que carecía, por ejemplo, de palco real.

Gran Teatro del Liceo hacia 1869, en El Museo Universal

El Teatro del Liceo siempre fue un símbolo de la burguesía catalana, un lugar donde podía codearse con la nobleza. Los pisos superiores eran ocupados por aficionados a la ópera de clases menos adineradas, que compraban entradas sin butaca y accedían al recinto por una puerta independiente. Esta entrada estuvo presente hasta la última reforma del Liceo en 1994. Los pisos superiores actualmente disponen de pantallas de televisión y sus precios son también más reducidos.

Incidentes del teatro del Liceo

Durante su actividad, el Liceo barcelonés ha sufrido diferentes incidentes que han marcado su historia:

  • Gran parte del edificio fue destruido en el incendio de 1861. Solamente se salvó la entrada, el salón de espejos y la entrada desde la Rambla. El edificio fue reconstruido en un año.
  • En 1893, en la función inaugural de la temporada, el anarquista Santiago Salvador hizo estallar dos bombas en platea que causaron la muerte a una veintena de personas. El Liceo como símbolo de la oligarquía se encontraba en el punto de mira del movimiento anarquista.
  • En 1994 se originó otro incendio que asoló el teatro y generó gran conmoción en la sociedad, llegando incluso a replantear la existencia del teatro. La reconstrucción del Liceo se llevó a cabo manteniendo la apariencia del edificio, pero con una infraestructura técnica más avanzada.

En pleno siglo XXI, el Gran Teatro del Liceo sigue siendo un símbolo para la ciudad de Barcelona y la sociedad catalana. ¿Has acudido a ver alguna obra a este espectacular teatro?

 

Si quieres información de la próxima temporada, consulta la web https://www.liceubarcelona.cat/es

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados