El lenguaje característico de Aragón

El lenguaje característico de Aragón

¿Existe algo más característico que las expresiones de una localidad? El argot o jerga recoge frases hechas y palabras de la comunidad que lo crea. En El Hijo del doctor la manera de hablar de cada personaje nos ayuda a construir su retrato. En este artículo nos centraremos en las expresiones aragonesas más características.

El argot y las frases hechas

Mientras leemos El Hijo del doctor avanzamos por diferentes épocas y lugares conociendo distintas personas que se cruzaron con la vida de la familia Muñiz. Las expresiones y el argot de cada lugar serán parte omnipresente del escenario donde sucederán las vivencias de esta familia.

El argot recoge las expresiones de una comunidad o un grupo de personas y suelen corresponderse con sus actitudes o con sus valores, son frases y palabras que se usan en el día a día. Muchas veces las personas que utilizan un argot determinado no son conscientes de hacerlo, pues siempre se relacionan con el mismo grupo y tienen interiorizados estos conceptos.

El castellano es un idioma muy rico y cada lugar dispone de diferentes expresiones que las hacen características de los rincones de nuestra geografía. Estas frases hechas son expresiones con un sentido figurado y disponen de una forma fija, no se pueden cambiar palabras de una frase hecha, ya que esta perdería su significado.

 

Expresiones aragonesas

Repasemos algunas expresiones y palabras propias de la zona de Aragón, desde donde parte nuestra historia:

  • “Llevar como cagallón por cequia”: esta construcción se utiliza en las localidades oscenses. Hace referencia a las heces de vaca que incontrolablemente son arrastradas por la cequia sin voluntad, a merced de las aguas. Esta frase significa dejarse llevar por la voluntad de otro.
  • “Ir de propio”: quiere decir ir a algún sitio para hacer una tarea en concreto, sin intención de entretenerse en otros quehaceres.
  • “Estar esganguillao”: cuando algo se rompe o se parte, se esganguilla y nunca vuelve a estar como antes.
  • “Chandrío”: hecho un desastre, un estropicio. Los niños en Aragón dejan el cuarto hecho un chandrío.
  • “Chipiao”: cuando llueve mucho, si no llevas paraguas, puedes acabar calado hasta los huesos. En Aragón se utiliza la palabra “chipiao” cuando algo está empapado.
  • “Zagal”: se usa como sinónimo de muchacho o niño. Zagal era el nombre que se empleaba para los jóvenes pastores a las órdenes de otro pastor experto.
  • “Esbafar”: dicho de las bebidas que pierden el gas al no ser consumidas al momento.
  • “Zaborrero”: se emplea con personas que no prestan atención al hacer las cosas y el resultado no es demasiado bueno, como “chapucero”.

Estos son solo algunos ejemplos de frases hechas y palabras típicas de Aragón, pero cada comunidad tiene las suyas propias. En esta web recogen palabras y expresiones poco conocidas de nuestra geografía, pero seguro que conoces muchas más, ¿sabrías decirnos algunas?

Descubre también el Lunfardo, el argot propio de Argentina.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados