Glenn_Miller

“Moonlight Serenade”, la música de los recuerdos

Una de las experiencias que marcaran la vida de Leo, el Hijo del doctor, será la travesía cruzando el océano a bordo del vapor Bretagne. De entre sus recuerdos podemos rescatar los compases de Glenn Miller y su orquesta en “Moonlight Serenade”.

A bordo del Bretagne, la vida en un trasatlántico  

A su corta edad, poco podía imaginar Leo que su travesía para cruzar el océano sería uno de los viajes que siempre recordaría. Los días pasaban entretenidos corriendo por la cubierta, de proa a popa contra el viento.

El Bretagne fue uno de los mejores trasatlánticos de la época. Con piscina, cine y restaurante, no faltaban comodidades en ese vapor de dieciséis mil toneladas. El motor impulsado por dos turbinas permitía una velocidad de dieciocho nudos por hora y solamente hacían falta dos semanas para cruzar medio mundo y cambiar la vida de sus tripulantes por completo.

La vida en alta mar era apacible para todos; mientras los pasajeros de primera clase escuchaban en el salón la orquesta en directo, los viajeros que se hallaban en segunda clase, como Leo, amenizaban su estancia gracias a una gramola. De entre esas canciones, la más recordada por el Hijo del doctor fue “Moonlight Serenade”, de Glenn Miller, músico estadounidense de jazz en la era del swing. Miller fue una gran estrella de su tiempo y en 1937 formó “La orquesta de Glenn Miller” una de las bandas más internacionales de este género.  La serenata a la luz de la luna, como se traduciría al español, sigue siendo una de las más escuchadas de la historia de los Estados Unidos. Miller y su banda elevaron la moral entre clarinetes y saxofones en una época llena de nostalgia y marcada por la guerra.

 

 

Asomado a la barandilla, Leo podía ver las olas de un océano que separaba dos realidades que nunca le abandonarían. Aquel recuerdo de niño atravesando la inmensidad de las aguas seguiría con él para siempre, mientras escuchaba de fondo aquella canción reproducida con la gramola. Leo fue de las últimas generaciones que cruzaría el océano en un barco de vapor.

 

Imagen destacada: Credit Photo: auditori.cat

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados